jueves, 14 de marzo de 2013

Y de nuevo vos.

Primero las llamadas. Después de un tiempo me invitó. Aquel día, cómo recuerdo aquel día y qué calor. Me sentó sobre la mesa, la mesa estaba fría, intenté bajarme, pero él me hizo cosquillas. Entre risas y besos, le pedí que me soltara, él no respondió nada. Es tan difícil convencerte, pero en ese momento, en ese momento casi pareció real. Casi pareció que era eterno, pero las cosas pasan, te transformas y no se a cuál de tus semillas hablarle.A cuál regar.A cuál amar. A cuál entregarme. Por momentos siento miedo, es como si no existiera, hasta que me notas, "quizás yo no hago lo que debiera" , no entendés, no, en el amor y en la armonía no hay deberes. Sentí.  por un momento sentí que eramos un mismo ser. Quise amarnos, entendernos, que intentemos florecer. Pero una rosa muere en el invierno crudo. Asi como ese amor, tras un choque de realidad. Aun floto y pienso , y ese aroma, cuanto mal; cuando mal me hice a mi misma. Aveces es lindo, a veces vuelve a ser. Pero aveces se arruina, y eso me hace temer. Entonces me doy cuenta de que no es el presente, pero las cosas lindas retornan a mi mente. Me sentó sobre la mesa, la mesa estaba fría, intenté bajarme, pero él... me hizo cosquillas.

Clara.González.Casella

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exégesis

-

-