jueves, 20 de octubre de 2011

Nada más



Es un tema que me pone algo nerviosa y deprimida quizás el de la nada.
¿Por qué la gente le teme? … supongo que se le teme a lo desconocido, o que a las personas les pega mas fuerte algo digamos… definitivo, o no se bien como expresarlo, es decir temor al “para SIEMPRE” “hasta NUNCA” “la NADA ABSOLUTA” son cosas  que al saber sin conocer aterran mas de lo normal. Pero no me voy a poner a sacar hipótesis sobre “porqué la gente piensa así o asa” así que voy al punto.
La cosa es, ¿Qué hay detrás? Sinceramente a mí como persona me confunde mucho el tema de la nada… ¿Qué es? , “nada” me dirán algunos pero ¡no! Va mas allá de eso, es algo mas, algo extraño, algo complicado, algo siniestro, pareciera algo diseñado para  jugar con la mente de las personas. Algo macabro, algo realmente obscuro, no puedo explicar el tiempo que estuve pensando y repensando el tema, y me desquicia, me perturba y me fascina la idea de la “nada”, por eso vuelvo a preguntar ¿Qué es? Y razono: si la nada es nada, pero si hay nada hay algo, ¿entonces la nada existe?
En matemática la “nada” no existe, puede ser representada como un 0 o un 1, pero realmente no significa algo, algunas veces llegue a la colusión de que la nada no existe es algo así como un símbolo, vacío… al igual que los números fue inventada para pensar… o no… es difícil, mi cerebro ya no sabe que hacer para calmar esa sed de conocimiento y ese mar de confusión en el que YO lo metí.
Los números fueron creados, no existen, como bien dijo hace no mucho un viejo amigo mío: “¿vos comes un numero? ¿Vos sentís un número? No.”
Yo nunca me comí un 4, sin embargo pude comer 4 porciones de pizza, yo no sentí un 8 pero sentí 8 veces o mas muchas cosas.
Es imposible, según mi humilde opinión, estar en medio de la nada, de hecho no puede haber un medio en la nada, porque vos no podes estar en nada… ¿o si? Con este escrito no voy a aclarar ni mis pensamientos ni los de nadie, pero al menos comparto mi opinión.
No puede haber nada, si hay algo hay nada, y si hay nada hay algo, ¿me explico? , es imposible estar totalmente solo. Puesto que hay aire, hay oxigeno, hay tierra, o asfalto o algo que te sostenga, o calor, o frío o animales o personas o vos.
Estamos rodeados por un todo, que a su vez está rodeado por un algo. El algo que sostiene al todo, ¿o está dentro de él? 
Todo se reduce a vos siempre, debido a que aunque no hubiera nada si vos estuvieras la nada pasaría a ser algo. Y la nada perdería su sentido, nada es una palabra más, pero es una palabra que implica muchas cosas, es una palabra muy grande como para ser usada de cualquier manera. Hay que tener cuidado cuando uno comenta sobre eso, porque solo se va guiando al terreno de nadie, la laguna de los pensamientos, el sueño eterno, la duda sin fin, el colapso mental, en la temida dueña de la soledad, quizás la nada misma.

Clara. González. Casella 

sábado, 3 de septiembre de 2011

La mujer galáctica



-La muier galáctica, ¡ja! (rió), curioso que me preguntes por ella… ¿de dónde la sacaste?
-Estaba revisando cosas viejas, y encontré un pequeño cuaderno, con una inscripción en el lomo que decía “la chica galáctica”, por R.J.Dombers. Me causó curiosidad y lo abrí, pero leerlo me resultó imposible, ya que estaba muy viejo, lleno de tachaduras y con páginas rotas.
- Bueno te contaré, un amigo de un amigo del primo del tío del abuelo me parece…
-Disculpe, ¿Qué?
-¡Ah! Del abuelo de la hermana, ahora si; Me contó sobre una chica que conoció de una manera muy extraña, digamos , inusual.
-Por favor prosiga
-No recuerdo bien dónde, pero me parece que… si ahí, justo ahí comienza esta historia
-¿Ahí? ¿Dónde?
-En el lago, creí habérselo dicho tan solo hace unos segundos
-Lamento discrepar, mas usted no lo ha hecho
-Entonces soy yo el que debe disculparse, bueno ¿Dónde estaba?
-El lago…
-El lago, exacto, ¿Cómo supo usted?
-Eh… lo supuse, continúe con la historia por favor
-Con gusto, eran, ya no recuerdo con exactitud, pero creo que entre las 6 o 7 de la tarde, cuando él se encontraba tirado observando como se ocultaba el sol y  el lago iba quedando tranquilo y oscuro
-No pretendo parecer un preguntonto pero, ¿Quién es él?
-No puedo asegurarlo, pero si puedo decir que el hombre de esta historia  es un caballero ingles, vive solo y le gusta escribir, se afeita de lunes a miércoles, pasea por la rotonda de la calle Wother todos los jueves a las 7:00 AM, entre otras cosas pero no estamos hablando de él, sino del día que cambio toda su vida.
-Esto se torna interesante, siga.
-Bueno ¿En que me quedé? Ah cierto, bueno nuestro caballero comenzó a notar que una brisa descomunal rodeaba el parque, sin embargo el agua estaba mas quieta que de costumbre, de hecho estaba tan quieta que parecía hielo, mejor aún, el agua se tornó dura cual pista de patinaje. Ahí notó que una luz se le aproximaba, no lo asombró tanto  hasta que pudo notar una delicada figura femenina que parecía estar perdida. Esta mujer niña se le...
-¿Mujer niña? disculpe usted pero no comprendo
-¿Acaso no lo dije? Era una mujer, que al mismo tiempo en su mirada tenía la inocencia de una pequeña e indefensa niña.
-Bueno disculpe, continúe
-Se le acercó con preocupación y al notar que el no era malvado, ni peligroso, no dudó en sentarse en su regazo, al hombre le causó risa que una mujer se sentara en sus piernas por primera ves en una situación tan anormal. – ¿puedo ayudarla en algo, señorita?
La muchacha permaneció muda, estaba como hipnotizada con el bigote del hombre, cuando el notó eso no tardo en comentar:- si, (se sonrío picaronamente) ya es tiempo de cortarlo, verá usted, lo tendría que haber hecho ayer pero no se porqué decidí salirme de mi rutina.
Continuó él hablando toda la noche hasta que la mujer cayó en un sueño profundo, la llevó a su casa y a la mañana siguiente la despertó para desayunar.-Buenos días.
-Buenos días (dijo, con una vos suave pero intensa)
– Disculpe mi atrevimiento, pero le preparé un café suponiendo que le gustaría.
-No es problema, me gusta. (dijo ella sonriente)
Desayunaron juntos y hablaron todo el día, caminaron, se conocieron, tomaron el té,se contaron secretos y anécdotas, se podría decir que las historias de sus vidas,  todo fue perfecto.
Pasaron unos meses, no recuerdo cuántos con exactitud, y se casaron, pero el tiempo voló como vuela en unos días.
El nombre de esta chica era Coralina, bello pero extraño.
Muchos años después, el envejeció.
-¿No hay más antes?
- Disculpe muchacho, puesto que soy viejo, no puedo recordar mucho más.
-Está bien, lo siento, prosiga.
-De acuerdo, era algo descomunal, pero cuando el ya tenia 70 años ella seguía siendo la misma joven que conoció en el lago. A el le llamo la atención, y decidió preguntar, entonces lo averiguó, no era ella una mujer cualquiera, y esa noche no había sido una noche cualquiera tampoco, ella le explicó una historia muy extraña que ya no recuerdo.
-Que lástima…
-Sí, en fin, esa fue la última vez que el la vio, Coralina, tan perfecta, tan transparente, hermosa, delicada… (Decía mientras se le cerraban los ojos y las palabras sonaban cada vez más lentas)
-Gracias por todo señor. Pero aún no se su nombre... (Dije esperando una respuesta)
¡Señor! ¡Señor! (no grité más cuando noté que el jamás respondería)
-         Wow, que extraña historia abuelo, pero por favor, ¿podrías llegar a la parte en que conociste a la abuela?
-         Esta por llegar, ten paciencia. Bueno resulta que salí por la puerta para avisarle a la enfermera, y le dije: -¿Me diría usted el nombre y apellido del señor? Quizás pueda ubicar a algún amigo cercano, o un familiar …
-         Si, su nombre era… (dijo fijándose en una agenda) Roger. John. Dombers
-         ¿cómo? ¿perdón? él...(dije, cuando me di cuenta de todo)
-         ¿Qué? (pregunto la enfermera confundida)
-         Nada, bueno muchas gracias. (dije amablemente)
Cuando me estaba yendo entró una chica preciosa, tez blanca, pelo negro, labios violáceos pálidos, un ojo verde y otro azul, delgada, delicada, con un gesto de inocencia y pureza muy notable en su cara, y ahí lo supe, todo concordaba, no necesité preguntar, todo tenía sentido.
-Coralina- murmuré



Clara. González. Casella 

martes, 12 de julio de 2011

Mujer cinésica , siempre encuentras la forma de escaparte,
de perderte, de matarte.


sábado, 9 de julio de 2011

Sergio Pupo

El es Carlos Pupo, un joven emprendedor, talentoso e inteligente. Conocedor de cada uno de los museos en el pueblo de Nesville y coleccionador de monedas.
Y ella, ella es Lina Frescor, adorable, linda, inteligente, acaba de llegar al pueblo y quiere conocerlo.

Carlos va todos los sábados al bar, “el buen chimorro”
Lina decidió ir, solo para conocer gente.
Se encontraron, bailaron, charlaron y bueno una cosa llevo a la otra.

El es Sergio Pupo, tiene 10 años, y es curioso, inteligente, muchos dicen que es la viva imagen de su madre. Todavía le teme a las chicas, y no sale solo mas que para ir al almacén de a la vuelta.

Sergio Pupo tiene 16 años y es prácticamente un anciano, no conoce los placeres de una mujer y ya tiene empleo, su padre ya muerto y el vive con su abuela, Lorena. Ella está jubilada y no le quedan muchos años, a su abuelo no lo conoció.

He aquí a María Antonieta de las Rosas, la mujer más monótona, aburrida, molesta y malhumorada del mundo, por un antiguo arreglo entre sus padres y los de pupo ella deberá casarse con Sergio, ninguno quiere pero la vida es así y así tiene que ser.

-Sergio no me queda mucho tiempo y me debes un favor
-¿Cuál abuela? Dígame, el  que sea, será un placer servirle
-sea feliz, usted me lo debe
-lo intentare. Adiós abuela, gracias.

Sergio Pupo tiene 22 años y está casado, lo único que hace es trabajar y pensar en lo buena que podría ser su vida.

(Entre los pensamientos que agobiaban a Sergio y su anhelo de vivir, algo cambia)
Su rostro se comienza a afiebrar, está desatándose de lo que alguna ves fue su vida.

- ¿lo que debes, cómo puedes quedártelo?

Tu sombra se desvanece y es ahora una ligera brisa que te recuerda al viejo barandal de madera que había en tu escuela cuando niño, juegas de acuerdo al dolor, pierdes todo solo por perder, el gran deseo te absorbe y no disminuye la sensación de que algo verdaderamente falta. entonces piensas, ¿me estoy volviendo loco? O estoy despertando.

Sergio se despierta sudando, muy agitado.
-¿pasa algo Sergio?
-no linda, perdón, solo un mal sueño
-esta bien.

6:00 AM. Despierto el hombre, sale a trabajar.
Luego de un  día agotador en el trabajo lo unico que piensa es volver y comer, para luego descansar.

-Llegas 6 minutos tarde
-Si, debo decir que lo ciento.
-También debes tener una buena escusa Sergio, debes mucho.

(¿Lo que debes, cómo puedes quedártelo?)

-Disculpa querida, no volverá a pasar.
-Más te vale.

Luego de una buena comida, Sergio se baña y se va a dormir.

(Entre los sueños mas temidos, por tu ser. Encuentras a una serpiente que piensa robarte el alma)

La puta, que feo que fue, sin la margarita. Las sirenas están sonando y yo sin agua bendita

Pero nena, tu risa es la magia de los rock n’ roles, tatuada, llevo la marca, de tus aguijones.

Mil caras se derriten, y tu inocencia no te deja ver, que te has entregado a algo peor que el diablo mismo. Y en el infierno encontraras la única verdad. Ese viaje debes hacerlo solo.

-¿Qué está pasando? ¿Por qué no puedo despertar? ¿Acaso estoy muerto?
- es tu sueño, vos tenés la respuesta
-no entiendo nada, sáquenme de acá

(¿Lo que debes, cómo puedes quedártelo?)

Disfruta la locura Sergio, ¡solo se vive una vez!

La fluidez por sobre todo, observa como fluye el río y fluyes tú del mismo modo.

-¡ayúdenme! Por favor! ¡Estoy perdido! ¡Ayuda!

La niña eternamente incomprendida cae a un poso profundo
Por un lado, es feliz, porque sabe que en pocos minutos todo acabará...

El ascensor se quedo quieto en el piso del delirio.

(¿Cómo no sentirme así? Si ese perro sigue allí…)

¡Debes ser feliz! SE FELIZ POR TU LORENA

SERGIO PUPO. SERGIO PUPO. SERGIO PUPO.

-Sergio, despiértese, Sergio ¿me escucha?
-¿Qué paso? ¿Quién es usted? ¿Dónde estoy?
-Señor Pupo, usted esta en el acilo “los naranjos”. ¿No se acuerda de mí? Soy Neli, su enfermera.
-¿y mi Lorena? ¿Qué paso con mi Lorena querida?
- Disculpe, ¿quién? , su esposa se llama María, está esperando por verlo, en el pasillo, ¿quiere que la haga pasar?
- Ya empiezo a recordar... No, no la haga pasar.
-Pero entonces, ¿Quién es Lorena?
-Lamento decirle que no se señor.

(La enfermera se va, y se escucha desde afuera lo siguiente)
-Señora María, le pasó otra ves, lamento decirle que no hay mas remedio, el señor pupo está perdiendo lentamente toda la memoria, vive en otro mundo, no come, casi no habla, solo duerme y al despertar siempre es igual, lo siento mucho.
-¿no se puede hacer nada mas?
-no.
-entonces, también lo lamento, esperaremos a que esté dormido.

Sergio Pupo tiene 88 años. Es anciano y toda su vida fue una fantasía, toda su vida estuvo al margen de la realidad, pero Sergio sabe que es el momento indicado, para entregarse por completo a la fantasía que siempre soñó.

Al fin de cuentas Sergio no fue feliz.
-         sea feliz, usted me lo debe
(¿Lo que debes, como puedes quedártelo)

-Abuela Lorena, ¿es usted?

                                     

Clara. González. Casella 



lunes, 4 de julio de 2011

La niña eternamente incomprendida cae a un poso profundo
Por un lado, es feliz, porque sabe que en pocos minutos todo acabará...



lunes, 25 de abril de 2011

Clara de luna

Por ser su marioneta
mi vida echó a correr
me di mil tropezones
prometí jamás caer
estuve al borde del abismo
estuve ahí y vos también

No tengas miedo
todos sentimos ese cosquilleo
doloroso y dulce a la vez en la panza
igual no te confíes mucho
todos queremos venganza
¿podés oír las voces de las almas en sufrimiento?
las escucho en mi mente, en la calle,
y en este preciso momento...

Clara. González. Casella

Cegado

Todo se derrumba, todo se pierde
y nunca vuelve...
Mis sentidos se conservan, mi vida se mueve
y sigo tratando de aprender
a no mojarme cuando llueve...

sábado, 12 de marzo de 2011

bitácora de aquel viajero

Bitácora de aquel viajero

Primero que nada quiero dar a entender que no soy aquel viajero que viaja, ya sea en el tiempo, en los lugares o cosas así, soy único en viajeros. Soy aquel viajero que sin hacer nada lo hace todo, el que sueña despierto y al dormir encuentra la cruda realidad, aquel que sabe y que no entiende, o aquel que entiende cuando no sabe. Esa clase de viajero es mi clase.

Cosas realizadas:
1.Enamorarme perdidamente de la primera en romper mi corazón, claro que no la última.
2.Aceptar las consecuencias de llegar tarde a mi casa y no aceptarlas también.
3.Gritarle a mis padres como si todo fuera para siempre.
4.Dejar que el rock domine en mi cabeza y me libere del encierro y el miedo.
5.Besar a una chica bajo un árbol.
6.Pelearme con un amigo al que le agradeceré por todo siempre.
7.Comer dulce de leche hasta empacharme.
8.Dejarme el pelo muy largo

Sueños desechados:
1.Tocar todos y cada uno de los instrumentos musicales.
2.Saber escribir.
3.Crecer.
4.Volar.
5.Ser astronauta
6.Tener un diario
7.Plantar un árbol que dure por siempre
8.Hablar con la verdad siempre , sin importar lo difícil que sea y cuanto me duela

Cosas por hacer:
1.Tener a una amante eterna que no precise nada y con eso le de todo
2.Hacer sonreír a una mujer
3.Usar botas de lluvia e impermeable al revés
4.Detener un eclipse en pleno proceso
5.Salvar una vida
6.Sentir el amor real, que solo ese me podrá salvar
7.Creer
8.Llegar a mi descanso eterno en plena época de canícula

Aquel viajero es el que puede cumplir todo esto y mucho mas, quizás nunca fuí quien creí ser. Sellé mis ojos en pleno invierno…


Clara. González. Casella ©

domingo, 27 de febrero de 2011

La pequeña niña cisne está aterrada
Vuela niña cisne, corre niña cisne, ahuyenta el mal en tí
La pequeña niña cisne se esconde, llora, grita, está cansada de que todos le exijan, la presionen, y luego, por completo la abandonen...
La niña cisne llora, grita...
¿Dónde quedó mi dulce niña cisne?
¡¡¡se ha ido!!!

domingo, 9 de enero de 2011

Tuercas y algo más

las palabras brotan de mi boca,
sin pensarlas, sin sentido y sin razón
son las que mejor demuestran
lo que hay en mi corazón

esmalte gastado
zapatillas rotas
deliñador
labial
siempre el mismo embace
que por dentro cree cambiar
no creo en los sueños realizados
porque al real izarce solo son otra verdad...
y si, me oculto tras las flores
pero no oculto maldad
beso sus manos. solo frialdad
su alma no es pura. de eso ni hablar
la muerte se acerca. no es tiempo de dudar
mis tuercas se ajustan,
se adaptan,
pero no se acostumbran
se siente tan raro
saber la verdad
pensando que con la mentira
sentía felicidad...


Clara. González. Casella ©

Volviste depresión

las hojas de la primavera pierden color...volviste depresión

no siento frió, pero tampoco calor...volviste depresión

no encuentro el lugar perfecto, ni el preciso...volviste depresión

no se lo que quiero, soy indeciso...volviste depresión

de la vida me despido con esta oración

pasó tiempo, y no es invierno...volviste depresión

-

-