lunes, 25 de marzo de 2013

Y mañana los árboles van a ser violetas y su verde se plasmará en mi cara y el rojo de tus labios en los caminos y los caminos serán eternos. Mi corazón robará el azul del cielo, que será un reflejo de nuestro abrazo, y este se tornará un diamante.

jueves, 14 de marzo de 2013

Y de nuevo vos.

Primero las llamadas. Después de un tiempo me invitó. Aquel día, cómo recuerdo aquel día y qué calor. Me sentó sobre la mesa, la mesa estaba fría, intenté bajarme, pero él me hizo cosquillas. Entre risas y besos, le pedí que me soltara, él no respondió nada. Es tan difícil convencerte, pero en ese momento, en ese momento casi pareció real. Casi pareció que era eterno, pero las cosas pasan, te transformas y no se a cuál de tus semillas hablarle.A cuál regar.A cuál amar. A cuál entregarme. Por momentos siento miedo, es como si no existiera, hasta que me notas, "quizás yo no hago lo que debiera" , no entendés, no, en el amor y en la armonía no hay deberes. Sentí.  por un momento sentí que eramos un mismo ser. Quise amarnos, entendernos, que intentemos florecer. Pero una rosa muere en el invierno crudo. Asi como ese amor, tras un choque de realidad. Aun floto y pienso , y ese aroma, cuanto mal; cuando mal me hice a mi misma. Aveces es lindo, a veces vuelve a ser. Pero aveces se arruina, y eso me hace temer. Entonces me doy cuenta de que no es el presente, pero las cosas lindas retornan a mi mente. Me sentó sobre la mesa, la mesa estaba fría, intenté bajarme, pero él... me hizo cosquillas.

Clara.González.Casella

sábado, 9 de marzo de 2013

H


¿quien fue esa persona
que tanto quise ver?
¿tengo miedo a perderte
o tengo miedo a perder?
quizás quiero sufrirte
quizás lo necesito
solo será un tiempo
nada es infinito
odio estar quieta en algo
necesito moverme
vos no tenes miedo
ni a olvidarme ni a perderme
y lo entiendo y lo respeto
e intento convencerme
de que algún día tu miedo
se irá y vengas a verme.
(y así como te quiero, vos quieras quererme)

Insomnia


Este es el momento, ya es tarde, los párpados pesan, los ruidos desaparecen y son solo pensamientos los que invaden al ser. Pensar, pensar, pensar. Con los ojos a media asta, quizás escuchar música, o meditar el silencio. Mirar cada cosa a tu al rededor y notar ciertos detalles que no notaste jamás. El tiempo ahora es como fuego que lentamente te quema, lo ves pasar y pensas ¿por qué no me llevas? Entonces se te ocurre cerrar los ojos un minuto, probás, un rato más. Pero no, los pensamientos, los pensamientos se escuchan mas fuerte, y esta vez las voces te hablan con violencia. Entonces te sentas, te pones a escribir, pensando que así te los sacas de encima. Terminas, mas cansado que nunca, ves la hora y no podes creer que seguís ahí. Tu mente y tu cuerpo te llevan a las mismas preguntas "¿por qué a mí? ¿por qué así?" por un segundo frenas. Y entonces lo sabes, lo entendés, lo asimilas... volviste, insomnio.



Clara.González.Casella

-

-