sábado, 9 de marzo de 2013

Insomnia


Este es el momento, ya es tarde, los párpados pesan, los ruidos desaparecen y son solo pensamientos los que invaden al ser. Pensar, pensar, pensar. Con los ojos a media asta, quizás escuchar música, o meditar el silencio. Mirar cada cosa a tu al rededor y notar ciertos detalles que no notaste jamás. El tiempo ahora es como fuego que lentamente te quema, lo ves pasar y pensas ¿por qué no me llevas? Entonces se te ocurre cerrar los ojos un minuto, probás, un rato más. Pero no, los pensamientos, los pensamientos se escuchan mas fuerte, y esta vez las voces te hablan con violencia. Entonces te sentas, te pones a escribir, pensando que así te los sacas de encima. Terminas, mas cansado que nunca, ves la hora y no podes creer que seguís ahí. Tu mente y tu cuerpo te llevan a las mismas preguntas "¿por qué a mí? ¿por qué así?" por un segundo frenas. Y entonces lo sabes, lo entendés, lo asimilas... volviste, insomnio.



Clara.González.Casella

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exégesis

-

-