lunes, 25 de abril de 2011

Clara de luna

Por ser su marioneta
mi vida echó a correr
me di mil tropezones
prometí jamás caer
estuve al borde del abismo
estuve ahí y vos también

No tengas miedo
todos sentimos ese cosquilleo
doloroso y dulce a la vez en la panza
igual no te confíes mucho
todos queremos venganza
¿podés oír las voces de las almas en sufrimiento?
las escucho en mi mente, en la calle,
y en este preciso momento...

Clara. González. Casella

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exégesis

-

-